Desde Master Asesores, socio de AJE Albacete , queremos colaborar con vosotros dando toda la información, que os puede resultar útil, sobre la situación para combatir la incertidumbre y la desinformación, de forma práctica, para que cada uno actúe según sus intereses y evitar salir aún más perjudicado por el estado de alarma sanitaria.

 Os aconsejo acudir a vuestros asesores de confianza cuanto antes, cada asunto requiere una especialización y un estudio pormenorizado de la situación de cada empresa y de cada autónomo de forma individual.

 Disponemos de un equipo multidisciplinar para cubrir todas las consultas, incluso a nivel tecnológico para implementar el teletrabajo.

 Si necesitáis cualquier consulta o información adicional, os podéis poner en contacto conmigo en el email manuel@masterasesores.es , al móvil 609481884, también, por WhatsApp. ­­

 

  • Para empezar, hay varias previsiones importantes, que os recomendamos tengáis claro para adoptar la mejor decisión:

 a)    Comprobad que disponéis del certificado digital, tanto de empresa como el autónomo, que facilita la tramitación de todas las medidas y solicitudes. Ya que las oficinas de la Administración están clausuradas.

 b)    Comprobad que estáis al corriente de pago en autónomos.

 c)    Advertimos que todas las medidas extraordinarias en el ámbito laboral reseñadas en el RDL 8/2020, de 17 de marzo, estarán condicionadas al mantenimiento del empleo en la empresa durante los 6 meses siguientes a la reanudación de la actividad.

 d)  La implementación del teletrabajo es una prioridad frente a la cesación temporal o reducción de actividad. De esta forma, en caso de solicitud de ERTES, como veremos, es necesario justificar que el teletrabajo no se puede implementar en la empresa.

 

En este escenario, dividimos esta nota en tres bloques:

 a)    Tomar la decisión de continuar con la actividad cuando finalice el estado de alarma.

b)    Tomar la decisión de cerrar definitivamente el negocio.

c)  Medidas para sociedades mercantiles, en materia de celebración de Juntas y adopción de acuerdos.

 

Es el momento de decisiones y por ello, queremos recordaros lo que decía Aldous Huxley:

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.”

 

INDICE:

  1. DECISION DE MANTENER LA ACTIVIDAD DE LA EMPRESA Y DEL AUTONOMO.
  2. APLAZAMIENTO PARA EL PAGO DE IMPUESTOS.
  3. MEDIDAS EN MATERIA SOCIETARIA DE PERSONAS JURIDICAS

 

A)   DECISION DE MANTENER LA ACTIVIDAD DE LA EMPRESA Y DEL AUTONOMO.

1º.-   DERECHO DE LOS TRABAJADORES A LA ADAPTACION O REDUCCION DE LA JORNADA.

 En esta situación, advertir que el trabajador tiene derecho a adaptar o reducir su jornada, para el cuidado de familiares afectados por la enfermedad, con hijos sin escuela por cierre, o cuidado de familiares por ausencia de sus cuidadores habituales.  Si bien, esta solicitud no está exenta de acreditación por su parte.

 a)     Esta adaptación se puede, bien acordar con la empresa, tanto de horario, turnos o lugar. Pero si no se acuerda, dada la situación excepcional, existe preeminencia a favor del trabajador, si efectivamente justifica la misma.

b)     En caso de reducción de jornada, deberá comunicarse a la empresa con 24 h. de antelación

Para los conflictos que se generen, será competente la Jurisdicción Laboral.

 

2º.- TRAMITACION DE UN ERTE.

Se ratifica la consideración del COVID 19 y sus consecuencias para las empresas como causa de fuerza mayor con el fin de solicitar los ERTES a través de esta modalidad, mientras dure la situación de alarma.

En concreto que tengan causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración de alarma, que impliquen la suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y movilidad de las personas y/o mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados .

Aconsejamos la presentación de un ERTE por causas de Fuerza Mayor, si la realización de vuestra actividad comercial se ha visto imposibilitada por alguna Normativa dictada por las Autoridades, que os ha obligado a clausurar la actividad.

En otro caso, no está tan claro si la autoridad laboral va a aceptar este motivo de fuerza mayor, de ahí la necesidad de preparar bien toda la documentación, debidamente asesorados.

El ERTE es un instrumento pensado para superar la crisis temporal de los autónomos y empresas, que se puede solicitar por cualquier Empresa o Autónomo, que cuente con trabajadores, con independencia de su número de trabajadores en plantilla, por el que se puede:

 a)     Suspender de manera temporal los contratos de los trabajadores.

b)    Y reducir la jornada laboral de los trabajadores.

La causa de fuerza mayor hay que acreditarla convenientemente, esto es lo más importante, para que la autoridad laboral lo admita. Para ello la empresa tiene que redactar un informe que recoja los motivos de su solicitud, aportando toda la documentación justificativa.

La empresa, además, tiene obligación de comunicar su solicitud a todos los trabajadores y, en el caso de existir representación de estos, además el referido informe y su documentación.

La empresa podrá solicitarla a la autoridad laboral, con la documentación requerida y un informe emitido, que debería resolverse en el plazo de cinco (5) días hábiles como máximo, surtiendo efectos con efectos retroactivos desde el hecho causante. No hay periodo de consultas, y el Informe de la Inspección de Trabajo es potestativo, no obligatorio.

En el caso de concurrir causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, se abre con un período de consultas de siete (7) días como máximo, con la representación de los trabajadores y, de no existir, con tres (3) trabajadores,

En el caso de no estimarse el ERTE, habrá que valorar la situación de la empresa para adoptar otras decisiones. Si bien, el último recurso sería impugnar la Resolución de la Autoridad Laboral ante la Jurisdicción Social cuando se reanude la actividad.

Los beneficios para la empresa/autónomo y los trabajadores son los siguientes:

a)     No se pagan las nóminas a mis trabajadores, que pasan a cobrar la prestación de desempleo.

Los trabajadores tendrán derecho a la prestación de desempleo, mientras dure el período de suspensión de los contratos o reducción de jornada, aunque carezca del periodo cotizado mínimo para su cobro, y el periodo pagado en estas circunstancias no computará ni consumirá periodo para prestaciones futuras.

La base reguladora para el pago de esta prestación será el promedio de las bases de los últimos 180 días o del periodo inferior cotizado, y entendemos que será la habitual, esto es, el 70% de dicha base, durando hasta el fin de la suspensión del contrato.

Teniendo en cuenta las limitaciones de movilidad impuestas y la falta de organismos oficiales abiertos, las solicitudes de prestación se aceptarán, aunque estén fuera de los plazos establecidos.

b)     Se exonera a la empresa/autónomo, que tenga menos de 50 trabajadores a fecha 29 de febrero de 2020, el abono de la cuota empresarial así como las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, mientras dure el período de suspensión de los contratos o reducción de jornada, y para el trabajador se mantiene como período cotizado.

c)   Los trabajadores no pierden antigüedad y no consumen desempleo durante el periodo del ERTE

3º.- DERECHO DE LOS AUTÓNOMOS A PERCIBIR UNA PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CESE DE LA ACTIVIDAD CON MOTIVO DE LA SUSPENSIÓN DE LA ACTIVIDAD O DISMINUCIÓN DE LA FACTURACIÓN.

Los trabajadores autónomos tendrán derecho a la prestación extraordinaria, desde la entrada en vigor del RD de alarma hasta el día 14 de abril de 2020, o hasta su finalización, siempre que se encuentren en una de estas situaciones:

a)        Que hayan tenido que suspender sus actividades.

b)        Que su facturación en el mes anterior a su solicitud de prestación se haya reducido en un 75%, respecto al promedio de facturación del semestre anterior.

Se establece como requisito que esté dado de alta en autónomos y al corriente de pago, o en este último caso, regular y pagar la deuda en el plazo de treinta (30) días naturales.

El importe de la prestación será del 70% de la base reguladora. Si no se tiene el periodo mínimo de cotización para el acceso a la prestación, el porcentaje será del 70% de la base mínima de cotización para autónomos.

Esta prestación no reducirá las posibles peticiones futuras por otras causas de este desempleo.

Nota.- Por nota de prensa ATA ha comunicado que se ha pactado con el Gobierno la mejora de estas medidas, si bien, a fecha de la confección de esta Nota (19/3/2020) la Disposición Normativa todavía no ha sido publicada.

 

4º.- EN EL ÁMBITO FISCAL. Hay que distinguir dos aspectos:

A)   SUSPENSIÓN DE LOS PLAZOS EN EL AMBITO TRIBUTARIO

a)      Se suspenden los plazos que no hayan concluido a la entrada en vigor de este RDL (18 de marzo de 2020), se amplían hasta el 30 de abril de 2020.

Cuidado, que se refiere a los plazos de pago de la deuda tributaria por liquidaciones practicadas por la Administración, los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos, los plazos para atender los requerimientos, diligencias de embargo y solicitudes de información, para formular alegaciones en procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores o de declaración de nulidad, devolución de ingresos indebidos, rectificación de errores materiales y de revocación

b)    Cuando sean comunicados a partir del 18 de marzo, los plazos se extienden hasta el 20 de mayo de 2020, salvo que el otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso éste resultará de aplicación.

  1. Hay que tener en cuenta que será también de aplicación a los procedimientos cuya tramitación se hubiere iniciado con anterioridad a la entrada en vigor de este RDL.

     B)    APLAZAMIENTO PARA EL PAGO DE IMPUESTOS. 

Hay que tener en cuenta que no se suspenden los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias.

Si bien, entre las medidas aprobadas mediante el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, existe la posibilidad de realizar aplazamientos a personas o entidades de declaraciones-liquidaciones tributarias, en determinadas condiciones.

Por un importe hasta 30.000 €, por un período de seis meses, sin devengo de intereses durante los tres primeros meses, para el fraccionamiento de cuotas repercutidas de IVA, las retenciones del impuesto sobre la renta de las personas físicas, retenciones por arrendamientos y pagos a cuenta del impuesto sobre sociedades, en vigor desde el 13 de marzo y hasta el 30 de mayo de 2020.

Advertimos de la necesidad de hacer un estudio financiero y fiscal de la actividad o de la empresa, considerando que el aplazamiento de estas cuotas no afecta a la obligación de pago de las cuotas que se devenguen en este período que hay que abonar a partir del día 30 de mayo, que pueden afectar a nuestra tesorería y circulante, sin perjuicio del descenso de nuestros ingresos y su repercusión en el pago de impuestos.

 

5º.- PAGO DE DEUDAS Y OTRAS OBLIGACIONES, ENTRE ELLAS EL PAGO DEL ALQUILER.

No hay ninguna normativa del Gobierno para evitar o aplazar el pago de las facturas y obligaciones contractuales, como es el caso del pago del alquiler del local, tras recibir consultas sobre esta cuestión, aunque se está valorando.

Por nuestra parte aconsejamos, aunque crea incertidumbre:

a)     Alcanzar un acuerdo con el acreedor o propietario del local, para fraccionar o aplazar las rentas del arrendamiento.

b)      Acogerse a los avales a la “ financiación concedida” por las entidades de crédito, para atender la gestión de facturas, necesidad de circulante, vencimiento de obligaciones financieras o tributarias u otras necesidades de liquidez. Condiciones que establecerá el Consejo de Ministros.

c)        Acogerse al ICO, mediante la intermediación de las entidades de crédito.

 

6º.- MORATORIA EN EL PAGO DE HIPOTECAS.

Se establece una moratoria en el pago de la hipoteca por dificultades de pago por la crisis, presentando la documentación requerida, en un plazo de hasta quince (15) días después del fin de la vigencia de la alarma, y el banco no podrá reclamar ni el principal ni los intereses.

1)    Afecta a las siguientes personas:

a)      Al deudor en situación de desempleo

b)     Al empresario/autónomo con pérdida de ingresos.

c)      Al Fiador, avalistas, e hipotecante no deudor.

2)     Se establecen límites según los ingresos de la unidad familiar,

3)    Incluye la cuota, más gastos, y suministros básicos, con un límite del 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.

4)  Requiere una alteración de las circunstancias económicas en el caso de empresario/autónomo, de al menos un 40%.

 

7º.- RECLAMACION DE CREDITOS A LOS DEUDORES.

La situación aconseja la reclamación de los créditos que nos adeudan, para minimizar los efectos económicos negativos sobre nuestros ingresos. Si bien los juzgados permanecen cerrados, y los plazos se han visto interrumpidos.

Como ventajas más inmediatas se encuentran, aparte de la reclamación del crédito, la recuperación del IVA repercutido en las facturas emitidas e impagadas, que tienen unos requisitos tasados, que hayan transcurrido un plazo de seis o un año desde el devengo del impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo, con especialidades en caso operaciones a plazo, y se inste el cobro en el plazo de tres meses, mediante su reclamación judicial o por requerimiento notarial, mediante su comunicación a la Agencia Tributaria.

8º.- RECLAMACIÓN DE PARTE DE LA CUOTA DE AUTÓNOMOS EN CASO DE ADMINISTRADORES SOCIETARIOS.

El Tribunal Supremo ha reconocido a los autónomos societarios el derecho a aplicar la Tarifa Plana de 60 € al mes, con la consiguiente obligación de la tesorería de la Seguridad Social a reintegrar las diferencias de las cotizaciones realizadas.

Se trata de una cuestión discutida, al ser necesario un nuevo pronunciamiento del Supremo para sentar jurisprudencia, a la que la TGSS se va a oponer.

Entendemos que es un buen momento para tratar de recuperar esta diferencia económica, dependiendo de la situación y necesidades personales del autónomo societario.

 

B)    DECISIÓN DE CESAR LA ACTIVIDAD DEFINITIVAMENTE.

Como alternativa a mantener la actividad y acogerse a las medidas extraordinarias del Gobierno, la empresa y el autónomo deben valorar y tomar una decisión sobre la conveniencia de cesar la actividad con carácter definitivo, debidamente asesorado:

a)    Si tenemos una insolvencia transitoria o definitiva, podemos presentar un preconcurso del artículo 5.bis de la Ley Concursal, para negociar las deudas. O un concurso voluntario, cumpliendo todos los requisitos legales, o acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad.

b)    Si vamos a proceder a cerrar la empresa, es aconsejable, antes de iniciar un concurso de acreedores, proceder al despido, bien reconociendo su improcedencia, bien el despido objetivo de la plantilla (sobre todo por causas económicas), o un ERE, dependiendo del número de trabajadores. Aunque se puede tramitar con posterioridad después de la declaración del concurso, pero resulta más complejo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el RDL 8/2020 persigue mantener, como hemos visto, los puestos de trabajo, y establece varias previsiones que obstaculizan la solicitud de concurso voluntario, como analizaremos, que crean aún más incertidumbre si cabe: establece que el juzgado no admitirá a trámite las solicitudes de concurso que se presenten en este período de estado de alarma, hasta dos (2) meses después de su finalización.

Esta previsión viene a retrasar la declaración judicial de concurso de la empresa, y por ello, la designación de Administración concursal, la tramitación del concurso y sus efectos beneficiosos para el concursado.

Por lo expuesto, aconsejamos proceder al despido, bien improcedente u objetivo de la plantilla, presentar la solicitud de preconcurso del artículo 5.bis de la Ley Concursal, y/o preparar la solicitud y documentación necesarias para presentar el concurso voluntario ante el juzgado.

 

 C)    MEDIDAS EN MATERIA SOCIETARIA DE PERSONAS JURÍDICAS.

 

Se podrán alterar los plazos para la formulación de cuentas anuales, para la elaboración de la auditoría en aquellas empresas que estén obligadas y para la celebración de las juntas de socios y/o accionistas. Entre otros:

a)       El RD 8/2020, admite la celebración de las reuniones del consejo de administración de las sociedades civiles y mercantiles, y de los órganos de gobierno de las Asociaciones, Cooperativas y fundaciones, por videoconferencia, que aseguren su autenticidad y conexión, aunque lo estatutos no lo hayan previsto, entendiéndose celebrada en el domicilio de la persona jurídica

b)    Además, se admite que los acuerdos podrán adoptarse mediante votación por escrito y sin sesión, siempre que lo decida el presidente o, al menos, dos miembros del órgano, entendiéndose celebrada la sesión en el domicilio de la persona jurídica.

c)      El plazo de tres (3) meses para la formulación de las cuentas anuales por el órgano de gobierno o administración, se suspende mientras dure el estado de alarma, reanudándose por otro plazo de tres (3) meses

d)      La Junta para la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio anterior se reunirá necesariamente dentro del plazo de tres (3) meses siguientes a contar desde que finalice el plazo para formular las cuentas anuales.

Y establece como previsiones más relevantes, que durante el estado de alarma:

a)      No de podrá ejercitar el derecho de separación del socio.

b)   Y se suspende el plazo legal previsto para convocar la junta que acuerde la disolución de la empresa, cuando concurra causa legal para ello en este período, hasta que finalice el estado de alarma, eximiendo de responsabilidad al órgano de administración de las deudas sociales.

Visto lo anterior, habrá que estar al caso concreto de la empresa y valorar, bien la celebración de las reuniones y juntas previstas en la ley en las condiciones acordadas, bien para posponer su celebración a la finalización del estado de alarma.

Esperamos que os sirva de utilidad, todo el equipo está haciendo un gran esfuerzo para que estéis debidamente informados, y podáis adoptar las decisiones más adecuadas para evitar mayores perjuicios. Mucho ánimo a tod@s.

 

En Albacete, a 24 de marzo de 2020.

 

 Manuel Arcas.

 

X